Shopping Cart

Metas más ambiciosas para el turismo

Rafael García González
PRESIDENTE DE LA AMHM

Recientemente, la Secretaría de Turismo federal (Setur), dio a conocer que nuestro país reportó ingresos récord en la captación de divisas, así como también una gran llegada de turistas extranjeros. Las divisas superaron los cinco mil millones de dólares, y los visitantes foráneos llegaron a 9.3 millones, reportando así un crecimiento del 6 por ciento. Ambas cifras no se habían registrado en los últimos 17 años.

A decir de las autoridades turísticas, se pasa por un buen momento en la industria turística, uno de los mejores, debido a las políticas implementadas por el gobierno federal, aunque también se incluyó al sector empresarial como copartícipe de este auge turístico que atraviesa México, y que ha hecho que vuelva a ser incluido dentro de los 10 destinos más visitados por el turismo internacional.

Es importante darle continuidad a la buena gestión que tanto la iniciativa privada, como el gobierno, en sus tres niveles, han realizado de manera conjunta, esta continuidad no sólo nos reportará unos buenos resultados, sino que nos ayudarán a mejorar en el ranking mundial de la OMT, pero lo más importante, nos permitirá crear más empleos.

Ahora que estamos en este punto, debemos plantearnos metas más ambiciosas, como mejorar la calidad de los trabajos que hay en la industria turística, fundar las bases sólidas para que nuestro sector sea estable y no le afecten factores externos coyunturales, como el reciente cambio de gobierno en Estados Unidos. Y cuando decimos “bases sólidas” nos referimos a mejorar la legislación que actualmente nos regula, para facilitar la inversión privada, lo que conllevará la creación de más empleos.

Nuestra meta debe ser que el turismo se constituya en un factor de estabilidad económica permanente para México, para que así no se dependa de factores ajenos a nosotros, como los precios internacionales del petróleo, o la cotización del peso en el mercado internacional de divisas; que la industria sin chimeneas esté a la par de las manufacturas y las exportaciones. El lograr este objetivo depende sólo de nosotros.